jueves, 24 de enero de 2013

Transformar los sueños en objetivos ¿la clave del éxito?


Por Luis Alberto Climenti



¿Que es lo que determina el éxito en la vida de una persona? ¿Cuál es el indicador para confirmar que una persona es exitosa? ¿La acumulación de bienes? ¿el salario? ¿la tarea que desarrolla? ¿El reconocimiento? ¿el nivel socio-económico?

Particularmente creo que son todas las cuestiones mencionadas y no son ninguna de ellas. ¿Podemos tomar como referencia un trabajo bien pago? ¿con una abundancia de bienes y un reconocimiento social por la tarea que se desarrolla? Pero si la persona no se encuentra a gusto con su trabajo, probablemente, no se considere exitosa y sienta la necesidad de buscar nuevos horizontes. ¿Ganar 18.000 pesos mensuales por presionar el botón de un ascensor seria ser exitoso? Particularmente, no lo creo.

En lo personal, creo que se debe a una cuestión de motivación. La motivación es el motor. Las personas que están a gusto con lo que hacen y logran perdurar su tarea en el tiempo son personas motivadas y, probablemente, sean exitosas con el tiempo. El éxito madura con el tiempo. No hay recetas mágicas que funcionen de la noche a la mañana. Las personas exitosas trabajan duro durante mucho tiempo para lograr solidez.

El éxito es algo intangible, por tal razón, es muy difícil determinar a que llamamos "Ser una persona exitosa". Creo que una persona primero debiera "Ser", para luego conseguir éxito. Conozco personas con buen nivel de ingresos, con un alto puesto de dirección en reconocidas empresas y no se las ve motivadas con su trabajo. La curva de "éxito" de estas personas parece no ser exponencial.

Hay tantos elementos motivadores como personas existen en el mundo. Podemos citar muchas teorías sobre motivación. Maslow, Mc Gregor, Herzberg. Pero lo fundamental es encontrar internamente que es lo que nos motiva. Que tarea desarrollaremos cotidianamente con la seguridad que dejaremos todo de nosotros para ser personas de éxito, personas con actitud de búsqueda.

Las cuestiones que a mi entender son fundamentales para alcanzar el éxito son las siguientes:

- Objetivos
- Mentalidad Positiva
- Planificación

Para el análisis tomo tres cuestiones que considero fundamentales, pero seguramente no serán las únicas. Existirán otros elementos o variables externas que seguramente debamos atender.

Los objetivos serán los que nos fijen el norte. Serán nuestra "estrella de belén". Hacia allá vamos. Es quizá la parte más difícil de esta cuestión. Nosotros (y solo nosotros) seremos los que podemos determinar cuáles serán nuestros objetivos. Que es lo que queremos ser. A qué lugar nos gustaría llegar. El deseo de llegar a un punto determinado. Podrían ser nuestros sueños transformados en objetivos.

Para llegar a ese punto determinado, considero que es preciso marcar nuestro punto de salida. Si yo quiero llegar a un punto B, debo detectar las herramientas con las que cuento para llegar a ese punto. Pero fundamentalmente, saber donde estoy parado.

Es necesaria la claridad de los objetivos. Si digo "Quiero ganar más dinero" y al otro año gano 1 peso mas, el objetivo estaría cumplido. Pero seguramente no nos sentiremos bien con el objetivo cumplido. En realidad debiéramos plantear un objetivo más claro, como ser: "Quiero ganar un 40% mas dentro de los próximos doce meses". Un objetivo debe ser medible.

Para saber qué es lo que queremos, debemos buscar. Siempre debemos buscar el traje que mejor nos quede. Con el que mejor nos sentimos.

Un análisis sincero de mis Fortalezas y Debilidades será un buen punto de partida. Si mi objetivo es trabajar en Coca-Cola, a priori, debiera saber qué tipo de perfil busca Coca-Cola. Que carreras de grado, especializaciones, idiomas, etc. O si mi sueño es formar mi propia consultora debiera entender que pide el mercado y a que Clientes deseo apuntar. Planteo estos ejemplos solo para ser un poco más gráfico.

La mentalidad positiva me ayudará a ver el vaso "medio lleno". Con la mente positiva la buena energía estará de nuestro lado. No siempre las crisis o los inconvenientes que se nos presenten serán catastróficos. Pueden ser oportunidades. Muchas veces, es necesario perder cosas para ganar otras.

Las personas que saben lo que quieren son imparables. Una persona con una determinación clara tiene grandes chances de lograr sus objetivos.

Por último, la planificación. Plantear pequeños objetivos para conseguir el premio mayor. A esos pequeños objetivos los llamaremos metas. Por ejemplo, si quiero terminar una carrera universitaria hay determinados pasos que debo cumplir. Inscripción a la carrera, Inscripción a las materias, aprobar cada una de las materias. La suma del alcance de esas pequeñas metas nos llevaran a cumplir el objetivo.  La planificación nos sirve para no perder energía con cuestiones que no son necesarias. El orden nos hará más eficientes y, probablemente, más efectivos.

Considero que una persona será exitosa cuando esté a gusto con su trabajo, desarrollándolo con pasión, siendo diferente al resto, reconocido y creativo. El conseguir desarrollarse y crecer en nuestra profesión de manera ordenada seguramente nos hará ser personas exitosas. Y, fundamentalmente, realizando una tarea que represente un cambio sustancial.

En busca de ese camino es donde me encuentro. Escribir, personalmente, me ayuda a ordenar ideas.