jueves, 27 de noviembre de 2014

La era de la Comunicación

Por Luis Alberto Climenti

El mundo en nuestros dedos - Foto: fad.es
Las comunicaciones avanzan. Lo social se vuelve virtual. Lo físico se vuelve Individual. Las nuevas tecnologías y las comunicaciones quizá son el avance más grande del hombre en los últimos doscientos años. 

Hoy tenemos la posibilidad de acceso libre a la información gracias a la web. Quien accede a la información marca la diferencia. Sin dudas, el manejo de la información representa un gran poder. 

Esta posibilidad se da gracias a la comunicación virtual o digital. En los tiempos que corren, existe una velocidad y una instantaneidad que no deja de sorprenderme. Vivimos este nuevo momento con la naturalidad de lo cotidiano.

En la actualidad las nuevas tecnologías nos brindan la posibilidad de almacenar gran cantidad de datos. La posibilidad de compartir o conectarnos con personas en cualquier lugar del mundo. Solo basta con tener un dispositivo móvil con una conexión de datos o wifi. La velocidad de transmisión de datos es asombrosa y va en ascenso. Tenemos la sensación de tener el mundo está al alcance de nuestras manos o a un clic. Vivimos en un tiempo de experiencias compartidas de manera virtual. 

La comunicación virtual está generando nuevas formas de relacionamiento entre las personas. Las nuevas tecnologías y las redes sociales están moldeando un nuevo mundo. Todo (o casi todo) lo podemos hacer desde un dispositivo móvil. Buscar trabajo, tomar fotografías, compartirlas, escuchar música online, conversar con amigos o familiares con aplicaciones de celulares sin importar dónde estemos. Podemos leer diarios, novelas, pedir comida, comprar lo que se nos ocurra vía nuestro teléfono o la web. Eso si, la conexión de datos (o wifi) nos tiene que ayudar para conectarnos al mundo. La infraestructura es necesaria.

Infinidad de cuestiones cotidianas se virtualizan. Se digitalizan. Se comparten. Las fotos y los video se viralizan rápidamente. El mundo está cambiando y no descubro nada por mencionarlo. Somos consumidores y productores de contenido. Somos productores de sentido. La comunicación virtual es mediada por una pantalla. 

Hoy Twitter es el lugar donde los medios de comunicación tradicional recurren con el fin de tomar información de primera mano o generar un vínculo con su público. Es allí donde se gestan los nuevos “comunicados de prensa”. En menor medida Facebook también es utilizado por personalidades o por empresas para comunicar sus novedades. Entender está nueva lógica es la obligación de todos los comunicadores.

Las nuevas tecnologías llevaron al hombre a un mundo nuevo. Las distancias se acortan. Los costos se reducen. Las comunicaciones avanzan. Las ciudades se vuelven más inteligentes y digitales. En mi opinión quien maneje la comunicación de manera profesional tiene un plus.

Es una gran oportunidad para pensar como usamos las nuevas tecnologías. Es importante pensar como nos relacionamos con nuestros dispositivos electrónicos. Como nos comunicamos con un otro lejano y que nos pasa con quien tenemos al lado. No podemos dejar de pensar como nos relacionamos con nuestro entorno. Vemos a diario dos personas en una mesa de un bar, a menos de un metro de distancia, con su mirada inmersa en la pantalla de sus teléfonos celulares. Conectados a este nuevo mundo pero desconectados entre sí. Es un llamado de atención. La vida sigue siendo social.


Estoy convencido que la comunicación virtual es positiva, pero es saludable buscar el equilibrio entre la comunicación virtual y la comunicación física-real. Una buena foto seguirá siendo una buena foto (y está bien compartirla). Pero no dejemos de disfrutar la inmensidad del paisaje.